Diez consejos rápidos para aprender inglés

Más allá de tener una buena formación, existen una serie de secretos que puedes poner en práctica para potenciar y desarrollar tus habilidades en el idioma inglés. A continuación, te describiremos consejos rápidos para aprender inglés.

Escucha: toda conversación tiene dos instancias básicas, que son: escuchar y hablar. Lo aconsejable es que busques y recopiles audios que presenten diferentes niveles de dificultad. Esto te permitirá asociar palabras y asimilar términos.

Repite, repite y repite: no existe una mejor técnica para memorizar conceptos que la repetición constante de los mismos. Cuanto más puedas utilizar una palabra, más sencilla será la asimilación de su significado y uso. Aquí la estrategia es sencilla: debes repetir tantas veces puedas el concepto y verás que, inconscientemente, lo asimilarás.

Ocio en inglés: la acción de escuchar música y ver películas en inglés no solo permite el aprendizaje de un modo más ameno, sino que también se ha demostrado su gran utilidad.

Aprende palabras integradas en frases: lo ideal al momento de interiorizar las palabras es hacerlo dentro de un contexto o una frase. Al fin y al cabo, no utilizarás conceptos de manera aislada al momento de comunicarte.

Otorga una importancia justa a la gramática: si bien la gramática es algo importante, se le debe dedicar el tiempo inicial de estudio necesario, no más. Con el tiempo, verás que la irás asimilando de manera natural.

El éxito de la pregunta – respuesta: este mecanismo es de los más eficaces y uno de los más simples. Cuando el profesor pregunta, tú respondes. Esto produce una ejercitación permanente del intelecto, dado que te impulsará a elaborar tus propias frases y no copiarlas de algún otro sitio

Aprende el idioma de la calle: si bien todo el mundo coincide en que lo más complicado de incorporar es el lenguaje de la calle, este es también el más útil de todos. Por eso debemos dedicarle tiempo suficiente a aprender el vocabulario que, cotidianamente, se emplea en la calle.

Los phrasal verbs, escrito y oral: este es uno de los obstáculos más difíciles de sortear cuando se aprende el inglés. Los phrasal verbs son verbos compuestos por el verbo raíz y una partícula adverbial, que según cuál sea dicha partícula, modifica completamente el significado del verbo. Quizás lo más complicado de asimilar es que no existe otra manera de aprenderlos que mediante la repetición y su correspondiente memorización.

No intentes aprender todo: es imposible que una persona pueda aprender el 100% de un idioma, ni siquiera un nativo conoce la totalidad de su propia lengua. Frente a esta verdad, se torna imprescindible que uno no pretenda aprenderlo todo, dado que se sentirá frustrado en el intento.

Estudia en el extranjero: si bien este consejo no se encuentra al alcance de todo el mundo, tener la posibilidad de aprender el inglés en un país extranjero es una experiencia enriquecedora desde innumerables puntos de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *