Motivos principales por los que deberíamos tener luces LED en nuestro hogar

Si nos damos cuenta hoy en día los LED han de cierta forma llegado a conquistar hasta el último rincón donde se requiere realmente un punto de luz, pues en la actualidad vemos como los televisores modernos cuentan con ellos, existen prendas de vestir que también poseen este tipo de luces, así como cientos de juguetes, electrodomésticos, cartelería digital entre mucho más y de cierta forma es algo normal, porque casi todo lo relacionado con la tecnología LED tiene sus amplias ventajas.

Así que, si tú eres de los que todavía desenroscan por una u otra razón las bombillas tradicionales en tu hogar, te invitamos a que leas detalladamente este post, estamos más que seguros que después de leer esto vas a cambiar rápidamente tus bombillas convencionales/tradicionales por unas bombillas LED. Pues para empezar te podemos explicar que este tipo de bombillas resultan ser realmente muchísimo más segura que la luz tradicional, ya que esta última es contaminante, mientras que un LED no lo es, un LED no tiene mercurio ni tampoco tungsteno, e incluso este hasta  se encarga de reducir exponencialmente las emisiones de CO2 hasta en un 75 u 80%, esta es una muy buena razón para deshacerte de tus bombillas tradicionales y empezar a usar de ahora en adelante unas buenas bombillas LED en tu hogar.

Además, estas son bastante duraderas, por lo general un buen LED tiene la capacidad de durar hasta 50.000 horas de uso, es decir, nos puede durar en perfecto estado por unos 17 años si solo lo prendemos unas 7 u 8 horas diarias y con un mantenimiento mínimo, cosa que es genial, ya que no tendremos que malgastar nuestro dinero constantemente en reemplazar una bombilla tradicional por otra.

Las bombillas LED no generan calor, así que estas no queman, puesto a que el 80% de la energía que consumen rápidamente la convierten en luz, cosa que claramente no podemos decir de una bombilla incandescente, la cual como todos sabemos pierde hasta un 75 u 80% en calor, debido a ello son capaces de producir un ahorro energético asombroso, lo que significa que no tendremos que pagar tanto dinero en nuestra factura de la luz.

Estas tienen la ventaja de resistir increíblemente a temperaturas más extremas, como de mayor humedad como de altas vibraciones, en estas situaciones una bombilla incandescente simplemente dejaría de funcionar, cuentan también con un encendido y un apagado instantáneo, así que tan pronto aprendemos la bombilla LED esta dará de una vez su mayor intensidad de iluminación.

Además estas reproducen los colores con una gran fidelidad, puesto a que poseen un índice cromático de hasta 80 sobre 100, de igual forma cuenta con diferentes tonos de luz, como fría o cálida, para ajustarse así plenamente a cualquier tipo de ambiente, así que lo más seguro es que después que hayas leído todos estos motivos quieran cambiar tus bombillas incandescente por unos LED, si es así estas tomando la mejor decisión, pues las bombillas LED tienen un sin fin de ventajas de cara a las bombillas tradicionales y lo ideal es que nosotros nos beneficiemos de estas ventajas lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *