¿Por qué es importante la salud intestinal para su mascota?

Las palabras no pueden ni siquiera empezar a describir cuánta alegría y consuelo puede aportar una mascota a su familia humana. El amor incondicional, la confianza y el entusiasmo ilimitado de nuestros amigos peludos nos hará hacer casi cualquier cosa para mantenerlos felices y saludables.

Como dueño de una mascota cariñosa, es probable que le proporcione a su perro o gato comida de calidad, un refugio cálido, ejercicio abundante y tiempo para acariciarlo, pero ¿sabía usted que cuidar la salud intestinal de su mascota puede ser el regalo más valioso que usted pueda darle?

Verá, al igual que en los humanos, el instinto de su mascota es la base de su salud. Como el órgano inmunológico más grande, el tracto gastrointestinal es responsable de evitar que las toxinas y las bacterias indeseables entren en el torrente sanguíneo, así como de asegurarse de que su mascota digiera y absorba nutrientes valiosos de los alimentos y suplementos que consume.

Y el intestino no podría funcionar correctamente sin los billones de microbios que viven y trabajan allí. Llamado el microbioma intestinal, este ecosistema de bacterias proporciona una miríada de funciones vitales que pueden ayudar a su mascota a vivir sus días más saludables.

6 consejos para que la salud digestiva de su mascota se mantenga óptima

Un microbioma sano y equilibrado, con al menos un 85% de probióticos, es la clave para el vigor y la vitalidad de su mascota. Aquí hay seis maneras en que el microbioma ayuda a la salud y vitalidad general de su mascota:

  1. Apoyo a la salud de los huesos y las articulaciones. Los huesos débiles y las articulaciones dolorosas pueden desbaratar rápidamente la alegría de vivir de su mascota activa, pero un intestino sano puede hacer maravillas cuando se trata de apoyar la fuerza física. Algunas cepas de bacterias producen vitaminas que pueden ayudar a su mascota a metabolizar el calcio para tener huesos fuertes, y las bacterias benéficas también pueden ayudar a producir enzimas que apoyan la absorción general de minerales del cuerpo.
  2. Mantener los niveles de energía. Los cachorros y los gatitos suelen estar llenos de energía sin fin, pero los niveles pueden disminuir a medida que envejecen, lo que puede deberse en parte a un microbioma desequilibrado. Afortunadamente, los probióticos pueden apoyar los niveles de energía ayudando a su mascota a absorber completamente todos los nutrientes de los alimentos que consume. Algunas plantas amigables incluso producen vitaminas B, que son esenciales para la producción de energía.
  3. Aliviar el estrés. Puede que no tengan trabajos y responsabilidades que preocupar, pero las mascotas pueden experimentar un estrés físico y emocional significativo debido a los nuevos entornos, los cambios en la dieta, el tiempo fuera de la familia y las visitas al veterinario. La buena noticia es que los probióticos ayudan al cuerpo a producir y regular neurotransmisores para sentirse bien que pueden apoyar un estado de ánimo positivo. Las bacterias benéficas también pueden mantener el estrés a raya al apoyar los niveles apropiados de cortisol, la hormona del «estrés».
  4. Calma los problemas de estómago. Ya sea debido a un cambio de marca, a un encuentro estresante o a comer demasiados granos, el malestar digestivo es un síntoma común de las mascotas que a menudo indica la presencia de un microbioma que necesita ser alimentado. De hecho, los estudios indican que tanto los gatos como los perros que experimentan diarrea temporal ven beneficios significativos al tomar un suplemento probiótico cuando se trata tanto de recuperación como de prevención.
  5. Apoyar el control de peso saludable. Por mucho que nos guste la adorable gordura de nuestra mascota, llevar demasiado peso en un armazón tan pequeño puede afectar la salud y la longevidad de su acompañante. Afortunadamente, un intestino sano y lleno de flora amigable puede ayudarles a controlar su peso. Los probióticos apoyan los niveles de azúcar en la sangre que ya están dentro de un rango normal, ayudan a estimular las hormonas de saciedad y mantienen una digestión saludable, todo lo cual puede evitar que su amigo peludo desee comer en exceso y ganar peso no deseado.
  6. Apoyo a la función inmunitaria. Con tanto del sistema inmunológico centrado en el intestino, no es de extrañar que los microbios que viven allí tengan un impacto de apoyo en la función inmunológica de su mascota. De hecho, los probióticos trabajan duro para mantener la barrera intestinal, que impide que las bacterias y toxinas dañinas se filtren al torrente sanguíneo de su mascota.

Está claro que las bacterias beneficiosas de su mascota trabajan horas extras para mantenerlos sanos y fuertes, pero ¿qué pasa si no hay suficientes de los buenos para hacer su trabajo?

Desafortunadamente, el microbioma de su mascota puede desequilibrarse rápidamente debido a factores como los antibióticos, el estrés, las vacunas, los cambios en la dieta, los alimentos inapropiados, el proceso de envejecimiento, los contaminantes ambientales,  el cuidado dental, la piel, las vitaminas y la indiscreción en la dieta para mejorar la salud de tu mascota. Incluso los parásitos en la conquista del ratón de su gato pueden perturbar su delicado equilibrio microbiano.

Cuando el microbioma de su mascota está fuera de control, pueden experimentar una variedad de efectos que los dejan sintiéndose menos de lo mejor de ellos – esto se debe a que la falta de bacterias benéficas permite que los microbios inhóspitos crezcan sin control, impidiendo que los buenos se hagan cargo de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *